Zonas Encharcadas

Los suelos encharcados son suelos con mal drenaje y una gran capacidad de retención de agua. Estas circunstancias se dan en suelos arcillosos muy compactados. El encharcamiento del suelo provoca problemas de aireación y asfixia en las raíces de las plantas. En muchos casos, la acumulación de agua se produce en capas subterráneas del suelo, no siendo visible desde el exterior. De hecho, los síntomas externos en la planta pueden hacernos creer que la planta sufre sequía, cuando en realidad sufre exceso de agua y encharcamiento de la raíces.

Para solventar problemas de encharcamiento, se puede recurrir al cultivo de plantas que soportan bien los encharcamientos temporales, en este sentido desde Semillas Cantueso proponemos una composición de especies con características hidrófilas, adecuadas para entornos encharcados por su buena adaptación a una elevada presencia de agua.

10.1_Zonas_Encharcadas.pdf

 

Imágenes