Zonas de Montaña

Las zonas montañosas se caracterizan fundamentalmente por presentar una elevada pendiente y complejidad orográfica, que condiciona las actividades productivas, y por el duro clima, extremo en invierno y mucho más suave en verano.

Este hecho determina el tipo de revegetaciones que pueden hacerse, ya que la elevada pendiente deriva en un alto riesgo de erosión, por lo que se aconseja que las siembras se realicen con poco o nulo laboreo.

5.1_Zonas_de_Montana.pdf

 

Imágenes