Mesetas Peninsulares y Valle del Ebro

Estas mezclas de revegetación se ajustan a las necesidades y características del interior mesetario ibérico, caracterizado por una división de la misma en función al clima predominante y las cualidades edafológicas de las mismas.

Tenemos así una primera región caracterizada por suelos básicos o neutros del interior peninsular, de clima árido y semiárido, que limita al norte con la Cordillera Cantábrica y Pirineos,

Al sur, la anterior región limita con la otra subdivisión mesetaria, propia de áreas de Extremadura, Andalucía Occidental y suroeste castellano-manchego, de suelos predominantemente ácidos y un clima de características mediterráneas continentalizadas.

4.1_Zona_Continental_de_Suelos_Basicos.pdf

4.2_Zona_Continental_de_Suelos_Acidos.pdf

 

Imágenes