Control de la Erosión

Para un modelo de agricultura sostenible es necesario el uso adecuado de una cubierta vegetal como sistema de mantenimiento del suelo. Esto tiene un efecto muy beneficioso para el suelo, dándole estructura y fertilidad, controlando la erosión o disminuyendo el riesgo de transferencia de los productos fitoquímicos a los acuíferos, ya que el uso de las cubiertas vegetales permiten también limitar el uso de herbicidas y plaguicidas, a la vez que su uso, regula el aporte de nutrientes a los cultivos y aumenta el porcentaje de materia orgánica en el suelo.

En definitiva el uso de cubiertas vegetales en los ecosistemas agrícolas presentan una serie de ventajas medioambientales, que repercuten de manera muy directa beneficiosa en la producción de los cultivos.

Ventajas de su utilización:

  • Incrementar el número de insectos polinizadores, y mejora de sus hábitats naturales
  • Favorece la creación de espacios de reserva adecuados para la fauna
  • Favorece la protección adicional de suelos
  • Incrementa de la capacidad de retención de humedad
  • Incrementa el rendimiento de los cultivos
  • Facilita el acceso a programas de ayudas medioambientales
  • Incrementa el valor añadido de las cosechas.
  1. Ir a Cubiertas Vegetales para el Olivar
  2. Ir a Cubiertas Vegetales para Viñedos
  3. Ir a Cubiertas Vegetales para Frutales

Cubiertas Vegetales para el Olivar

Los efectos de la erosión asociada al cultivo del olivar, son patentes a lo largo de toda nuestra geografía, motivo por el que desde hace años administraciones y empresas han centrado sus esfuerzos en la corrección y prevención de las pérdidas de suelo que se derivan de prácticas de cultivo poco respetuosas con nuestro medio ambiente. En este sentido, la siembra de mezclas adecuadas de herbáceas para las calles del olivar, han demostrado ser una solución efectiva, económica y respetuosa con el medio, que suponen un interesante valor añadido para uno de los productos más señeros de la agricultura andaluza.

Por este motivo, la propia Unión Europea ha estimulado estos años el uso de este tipo de cubiertas, ofreciendo incentivos a los agricultores que apuesten por las buenas prácticas medioambientales en sus cultivos.

En este sentido, en SEMILLAS CANTUESO contamos con una amplia relación de especies, que ajustadas a las condiciones particulares de cada uno de nuestros clientes (climatología, orografía, calidad del suelo), aseguran una adecuada sujeción del suelo del olivar, evitando pérdidas del mismo, propiciando la correcta filtración del agua y minimizando los efectos de las lluvias torrenciales, a la par que convierten el olivar en un espacio adecuado para fauna asociada al propio agrosistema.

Consejos de cultivo:

La época adecuada para la siembra de estas cubiertas vegetales es al comienzo de la época de lluvias, a comienzos del otoño, lo que asegurará un correcto crecimiento de la misma. Para evitar posibles competencias entre el propio olivar con la cubierta, se recomienda la siega de la misma a inicios de la primavera, para dejar un rebrote posterior que facilitará la auto-resiembra de la misma, aumentando así la efectividad de la misma y minimizando el coste económica y ambiental.

Composición de Semillas para el Olivar (pdf)

Cubiertas Vegetales para Viñedos

La cubierta vegetal supone una herramienta muy interesante en la gestión del viñedo, que incide directamente en el vigor, rendimiento y calidad del mismo, y por tanto, en su productividad. Además de los reconocidos beneficios sobre la erosión del suelo, a semejanza de cubiertas vegetales para otros agrosistemas, como el olivar, las cubiertas para viñedos favorecen una adecuada estructuración del suelo, aumentando su fertilidad y mejorando la relación de productividad, cuestión vital para asegurar la obtención de productos vitivinícolas de primera calidad.

Las cubiertas vegetales, además, tienen un efecto positivo sobre el microclima del cultivo, lo que proporciona una mejora sobre el estado sanitario de la vid y la calidad de la uva.

La Organización Internacional de la Viña y del Vino (OIV), considera que una cubierta vegetal es un parámetro importante para una viticultura sostenible. Cuando se tiene una cubierta vegetal hay una disminución de la superficie foliar, siendo este un efecto positivo sobre el microclima ya que hay un aumento en la porosidad del follaje y una mayor insolación recibida por las hojas y racimos. Hay también mejoras en el microclima de la planta, el cual proporciona un efecto favorable sobre el estado sanitario de la vid, y por tanto, de la calidad de la uva.

Si se mira desde un punto de vista cualitativo, la cubierta vegetal tiene incidencia en el contenido polifenólico del mosto y del vino procedente de las variedades tintas. Generalmente el contenido de antiocianos y polifenoles tiende a aumentar con el sistema de mantenimiento del suelo, provocando un aumento del color del vino. Por ello desde SEMILLAS CANTUESO, apostamos por ofrecer diversas relaciones de especies adecuadas para cada región vinícola, en función al clima, el suelo y los factores orográficos.

Composición de Semillas para Viñedos (pdf)

Cubiertas Vegetales para Frutales

Los cuatros pilares básicos de la fruticultura ecológica radican en la gestión integral del suelo para evitar pérdida en la calidad del mismo, el control ecológico de plagas, el fortalecimiento de la biodiversidad asociada al cultivo, y muy especialmente la fertilización biológica del fruto. Estos cuatro puntales se alcanzan con una gestión integral del territorio sobre el que se asientan las hileras de frutales, teniendo la vegetación asociada a las calles del cultivo, un papel fundamental en su consecución.

Del uso apropiado de mezclas de revegetación, que incluyan las características edáficas, las condiciones climáticas, y el propio tipo de frutal al que van destinadas, se alcanzará de un modo fácil y económico un importantísimo valor añadido de cara al fomento de la fruticultura ecológica. En este sentido, las mezclas de revegetación no sólo juegan un valioso papel como estructuradores del suelo, evitando pérdidas por erosión, favoreciendo la hidratación radicular y fijando nutrientes al suelo, sino que también resultan vitales para el mantenimiento del cultivo frutícola propiciando una entomofauna asociada ideal para la fertilización del mismo, que asegure una cosecha abundante y de calidad.

En SEMILLAS CANTUESO apostamos por la calidad de la vegetación autóctona, elaborando mezclas a medida del agricultor, que ayuden a cuidar los suelos agrícolas a la vez que sean especies de plantas atractivas para insectos polinizadores. Proponemos por tanto mezclas que vinculen proporciones adecuadas de herbáceas y gramíneas apropiadas, de fácil mantenimiento, junto con especies aromáticas ideales para la mejora de la biodiversidad asociada al cultivo.

Composisión de Semillas para Frutales (pdf)