¿Por qué Semillas de Flora Silvestre?

En comparación con las semillas cultivadas, las semillas de flora silvestre atesoran gran parte de la diversidad genética de una especie. Poseen mayor grado de dureza y resistencia a suelos pobres y climas extremos, y por consiguiente, poseen mayor grado de adaptabilidad a cualquier tipo de clima y suelo, propio de su especie. Además presentan mayor grado de resistencia y resiliencia ante problemas de plagas y enfermedades.

Su uso favorece la diversidad botánica y la pureza varietal en todo aquel proyecto de restauración y lugar donde sean introducidas.

También, en casos de cultivos de extracción de esencias, las propiedades organolépticas de éstas especies silvestres, está demostrado que presentan mayores contenidos y de mejor calidad que las especies tradicionalmente cultivadas.

Ventajas en el uso de semillas de plantas silvestres

  • Mejor adaptabilidad a todo tipo de condiciones edafoclimáticas.
  • Mayor diversidad genética.
  • Mejores rendimientos en la obtención de propiedades y contenidos organolépticos, pues provienen de semillas obtenidas en base a criterios de selección de poblaciones naturales que presentan mayor vigor y adaptabilidad.
  • Su uso favorece el conocimiento, la propagación, la sostenibilidad de los ecosistemas naturales y el respeto por diversidad botánica.

 

Por qué Semillas de Flora Silvestre