Praderas naturales en el Mundial de Fútbol

La inauguración en la Copa del Mundo 2006 del Fußball Arena München, más conocido como Allianz Arena por el patrocinio comercial, no sólo supuso una oportunidad para mostrar lo más innovador de la arquitectura alemana en grandes recintos. Urbanísticamente se aprovechó también para lanzar al orbe un mensaje. Junto al estadio se crearon unas zonas ajardinadas, pero se eligieron praderas naturales bávaras, y no césped convencional, como ornamentación vegetal. Es la corriente más novedosa e innovadora en ajardinamientos públicos, por lo integrado, sostenible y responsable de su uso.

El uso de praderas naturales empieza a extenderse por Europa, relata José Ángel Cantueso, y su empresa se ha lanzado a desarrollar los primeros proyectos en España. La compañía ha logrado en 2016 contratos con los ayuntamientos de Barcelona y Palma de Mallorca para emplear gramíneas,  herbáceas y plantas anuales de flor para decorar los parques y jardines de estas dos ciudades. “Una de las principales ventajas de estas praderas naturales es que se evita el uso de glifosato”, explica el empresario. El glifosato es un herbicida de amplio espectro empleado de forma convencional en las ciudades y cuyo uso la Unión Europea está estudiando prohibir en zonas ajardinadas por sus potenciales impactos negativos en la salud de todos. El siguiente reto para esta empresa es dar a conocer y ofrecer este tipo de semillas autóctonas de plantas silvestres para la creación de praderas naturales en el mercado amateur o aficionado, mediante el diseño y creación de los llamados“ botes de semillas de biodiversidad”. Se trata de pequeños envases de semillas de plantas silvestres destinados a la creación de pequeños ajardinamientos naturales en pequeñas superficies , tales como macetas, jardineras, arriates.

Fuente: Fundación Descubre