Un tesoro llamado biodiversidad

Reproducimos aquí las palabras de nuestro compañero y amigo, Bartolomé Olivares Dovao, presidente de la Asociación Acción Ecologista Guadalquivir, en el último número de la revista cultural Aires de Córdoba, en relación a la importancia de la preservación de la biodiversidad vegetal de nuestra región, poniendo como ejemplo la consecución de la inclusión del Arroyo Bejarano como Fuente Semillera Protegida, del que orgullosamente fuimos partícipes a lo largo del año 2010.

 

Aires de Córdoba (Marzo/Abril 2014)

UN TESORO LLAMADO BIODIVERSIDAD

Pocos lugares como esta tierra atesoran un patrimonio tan valioso como poco conocido, éste es el futuro que tenemos que proteger para preservar nuestra herencia y poder así legarla a nuestros hijos. 

Desde las planicies, riberas, costas y montañas, Andalucía tiene una de las reservas más importantes del continente, y sin duda este patrimonio tenía que ser cuanto menos tenido en cuenta a la hora de valorar nuestra riqueza, ésta que no se basa sólo en lo monetario, ésta que tiene más valor que cualquier fortuna de divisas, ésta que se multiplica si la protegemos y nos ayuda a hacer la vida más fácil...

Andalucía es una de las regiones de mayor biodiversidad del continente europeo, tanto por el número de especies distintas presentes en su territorio como por la existencia de numerosas especies exclusivas, de manera que sus áreas de distribución mundial se restringen a eterminados enclaves de nuestra geografía.

La preservación de la diversidad genética es una prioridad bien establecida en toda la normativa medioambiental existente, y muy especialmente en la Estrategia Mundial para la Conservación de la Naturaleza, convenio sobre diversidad biológica suscrito en 1992 en la Cumbre de la Tierra. La coincidencia de diversas circunstancias bioclimáticas y de otra índole, hacen que Andalucía contenga una de las floras más singulares de Europa, tanto por su rareza como por su diversidad, con gran número de especies endémicas que encuentran aquí su único refugio. Muchas de estas especies, auténticas joyas botánicas únicas en el mundo, se encuentran en un estado de conservación crítico, debido a distintas amenazas, algunas de ellas naturales y la gran mayoría antrópicas; de manera que si no se actúa rápidamente sobre sus poblaciones, éstas pueden desaparecer irremediablemente en un futuro próximo.

Esfuerzos como los que se realizan desde Córdoba para la salvaguarda de la biodiversidad son más que elogiables y desde luego la vanguardia de la conservación de la biodiversidad en Andalucía y España, gracias a este esfuerzo podemos tener la garantía de que este tesoro de nuestra biodiversidad vegetal está a buen recaudo. El Banco de Germoplasma Vegetal Andaluz ubicado en el Jardín Botánico de Córdoba cumple un papel esencial en la conservación de su flora y de los recursos fitogenéticos silvestres, consiguiendo mantener por tiempo prácticamente indefinido, su patrimonio genético.

Según el “Catálogo de especies de la flora y fauna silvestre amenazada”, en Andalucía existen 174 especies protegidas, de las que 94 son de interés especial, 63 en peligro de extinción y 112 vulnerables. 5 extintas.

Otro esfuerzo que se viene realizando con el fin de preservar la calidad de las semillas en este sentido en nuestra comunidad autónoma, se puso en marcha en Andalucía el dispositivo para la certificación del material forestal de reproducción, creando un sistema de control que exige, hasta la fecha, a los proveedores que comercialicen con dicho material a certificarlo, para garantizar la calidad y procedencia de los frutos y semillas que recolecten tanto empresas privadas, como la propia Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. 

Nuestra comunidad no sólo es líder en biodiversidad, también en su conservación para ello se ha realizado un importante esfuerzo por controlar la fuente de semilleros para la propagación de especies forestales.

Lugares como el Arroyo Bejarano están dentro de estas zonas catalogadas como fuentes semilleros, como así se publica en la Resolución de 30 de marzo de 2011, de la Dirección General de Recursos Agrícolas y Ganaderos, por la que se publica la incorporación y retirada del Catálogo Nacional de materiales de base de diversas especies forestales, para la producción de materiales forestales de reproducción identificados.

Empresas como Semillas Cantueso son un ejemplo de implicación en la conservación y para ellos vienen realizando no solo un trabajo de difusión y comercialización de nuestras semillas, también están haciendo una labor social que no valoremos por desconocimiento y que sin duda son la mejor garantía para hacer de la biodiversidad un recurso económico que garantiza nuestro futuro. Sierra Morena es uno de los lugares más privilegiados de toda Europa por sus características únicas, es uno de los lugares donde se dan mayor número de especies vegetales y sin duda esto nos tiene que hacer conscientes de que este patrimonio no es solo un recurso silvestre sin más. Es un tesoro apreciado en todo el mundo a través de sus semillas y flora…
Como siempre decimos: “no se puede amar aquello que no se conoce”. []